viernes, 18 de septiembre de 2009

What ever happened?

La verdad es que hoy no tengo ganas de contar nada, de decir nada, ni siquiera respecto a esto que escribí. Simplemente quiero subir esto que escribí hace algún tiempo y nada más. Capaz algún día esto se transforme en algo más, quién sabe. Ni siquiera sé cómo llamarlo... prosa poética? delirio? quién sabe... si ni siquiera tiene título! Pero por ahora lo subo y le doy el lugar que se merece.

Pero como no puedo con mi genio, pongo el video del tema que disparó todo esto :P

Saludos, y nos estamos leyendo!

Para mí, escribir siempre es difícil. Busco la escritura en cada trago, en cada crisis. Percibo la realidad como una colección de momentos. Lo mío es contar las historias con imágenes. Las imágenes son estáticas, detuvieron mi tiempo. La escritura fluye, como nosotros.

Una botella de cerveza cae y veo pasar nuestra historia. Juntos nos escondimos de la soledad. Salidas, gente, conversaciones. No podemos detener la caída. Palabras e imágenes aparecen combinadas, me persiguen. Recuerdo todo. Trato de escapar pero mi léxico lo impide.


No hubo UN momento, nuestra realidad es más compleja. Reducir palabras para buscar un punto clave sería una excusa perfecta. Eso no es para mí. La caída nos angustia. Las imágenes sucediéndose en un orden determinado siguen el camino del texto que las precede. El final está escrito.

La botella, aún en el aire, es testigo de nuestro duelo de soberbias y egoísmos. Culpables, aquella noche, son las palabras mínimas de expresiones entrecortadas y voluntades quebradas. Buscamos títulos en vano, las palabras no sirven. Las imágenes, tampoco. La distancia ahora es real.


Ella buscaba alivio, no quiere mentir más. Su miedo la traiciona. Traté de detenerla, no pude. Quiero hacer una obra de arte con su tragedia. Me doy asco. Seguimos sin pensar, actuando como niños en un juego de grandes. Otro trago, y la botella se acerca a su triste destino.


Desespero. No podemos evitarlo, sabemos qué pasará. Ahora lo vemos y quedará para siempre grabado, las palabras lo hacen real. Otro sorbo, y con cada uno me ilusiono buscando los perdones necesarios. La noticia me conmocionó, desesperé al vivirte de lejos.


Las palabras me mostraron el camino, lo que quiero y siento. Punto y aparte. Los cristales estallan. Las imágenes quedarán con nosotros, el resto de las emociones desaparecerán. Todo se une al fin, es el comienzo. Podemos ser felices.



5 comentarios:

Pau dijo...

Me gustó mucho aunque a veces de vueltas sobre si mismo. Me pareció muy Moore like en algunos momentos (otros no).
Me gusta, sisi, me gusta, está muy bien. Sos un limón :P

Priscila M. dijo...

Hola, niko :)
Bienvenido a la blogósfera
Amo a los Strokes (L)
Saludos

Martina dijo...

"Quiero hacer una obra de arte con su tragedia. Me doy asco." Me encantó esto. Me recuerda a una historia que quizás conozcas, circulaba en cadenas de mails: un fotógrafo documentaba la realidad en África, que siempre parece densa en tragedias. Vio un bebé gateando en medio de la nada, medio moribundo, y vigilado de cerca por un buitre paciente. Le sacó una foto al bebé, al buitre y a la nada, y siguió su camino. Yo supongo que el susodicho fotógrafo ya estaría totalmente alienado por ver tanta muerte y habría enterrado sus sentimientos de compasión para no llorar todos los días. La historia termina en que el fotógrafo vuelve a su país, le dan un premio por la foto, tarde se da cuenta del horror de haber hecho arte o documental en vez de ayudar al bebé y se suicida.
Fin.

Martina dijo...

Por cierto, la historia, según afirmaban las cadenas de mails, es cierta.

NIKO dijo...

Pau: limona es ud que lee cosas y luego olvida, pero siempre terminan gustándole :P

Priscila M: Gracias por la bienvenida. Los strokes, como se puede comprobar son una constante en mi vida :D

Martina: lo limado de la escritura: la frase que te llamó la atención estuvo a punto de no entrar en el texto, no me cerraba, me parecia fuera de contexto. Pero me alegro haberla dejado ahora, jaja. Y la historia no la conocía pero me encantó, gracias por pasar!